En la clínica de accidentes en Miami de Icon Medical Centers, sabemos que una caída puede cambiar tu día, tu semana y tal vez incluso tu vida. Las caídas son el tipo más común de lesiones accidentales y estas lesiones pueden ocurrir en cualquier lugar, a cualquier persona, lo que puede ser aterrador pues causan dolor y heridas graves.

A veces las personas se caen y no sienten ningún dolor significativo hasta el día siguiente; pero cuando empiezan a sentir dolor, a menudo se asocia con malestar y rango de movimiento limitado. Esos síntomas podrían significar algo más grave.

Man Fallen In Pain After A Fall On Ice

¿Cuáles son los tipos más comunes de lesiones por caídas?

Lesiones de tejidos blandos

Estas lesiones no siempre son visibles pues pueden ser internas. Es posible que, sin un examen adecuado, no te des cuenta de que tienes una lesión en los tejidos blandos durante un tiempo después de la caída inicial. Las lesiones de tejidos blandos van desde esguinces menores de tobillo y muñeca hasta desgarros devastadores en tendones y ligamentos.

Si no se tratan, estas lesiones pueden causar dolor crónico y también hacerlo más vulnerable a otras lesiones y complicaciones. Dado que las lesiones de tejidos blandos no siempre producen síntomas inmediatos, incluso si se siente bien después de una caída, es importante buscar atención médica a la brevedad.

Lesiones en la cabeza

Estas lesiones suelen ser el resultado de una caída e incluso una lesión en la cabeza aparentemente menor es una emergencia médica. Si se cae y se golpea la cabeza, a menudo se produce hinchazón, a veces sangrado, y si a consecuencia de ello se producen conmociones cerebrales, es posible que incluso experimente una breve pérdida del conocimiento. Esto requiere atención médica inmediata y pueden ocurrir más complicaciones si espera.

Las conmociones cerebrales menores, generalmente desaparecen por sí solas, pero pueden ocurrir lesiones cerebrales traumáticas más graves y alterar permanentemente su capacidad de funcionar. Las lesiones en la cabeza no se pueden diagnosticar basándose únicamente en los síntomas, y algunas lesiones muy graves producen sólo síntomas mínimos al principio. Por lo tanto, no importa cómo se sienta, siempre debe pedir que un médico examine una lesión en la cabeza.

Cortes y abrasiones

Dependiendo de dónde y cómo se caiga, los cortes y las abrasiones pueden ser muy dolorosos. También pueden parecer bastante graves. Las abrasiones en piernas y brazos son comunes, así como en la cabeza y las caderas. En la mayoría de los casos, estas lesiones pueden requerir sólo un bálsamo o algunos puntos. Sin embargo, el resultado muchas veces depende del impacto de la caída. Pueden producirse lesiones más graves, como conmociones cerebrales y fracturas de huesos.

Lesiones de la médula espinal

Estas lesiones ocurren cuando la médula espinal se corta o se comprime. Después de una caída, este tipo de lesiones casi siempre ponen en peligro la vida y exigen atención médica inmediata y tratamiento continuo. Cuanto más arriba en la médula espinal se encuentre la lesión, más extenso será el daño. Las lesiones graves de la médula espinal pueden provocar parálisis.

Huesos rotos

Los huesos rotos son una de las lesiones más comunes por caídas. Son dolorosos, atemorizantes y pueden variar desde fracturas menores hasta roturas graves, que pueden requerir cirugía dependiendo de dónde y qué tan grave sea la lesión. El tejido que rodea los huesos rotos también puede dañarse, provocando sangrado, hinchazón y dolor intenso, por lo que se necesita una intervención médica inmediata con la esperanza de tener una recuperación decente.Si usted o un ser querido se ha caído, solicite una cita en la clínica de accidentes de Hollywood de Icon Medical Centers y deje su salud en nuestras manos.